¿Por qué la leche materna es la mejor opción?

¿Sabes por qué es tan importante y los múltiples beneficios que aporta la leche materna a tu bebé? Hay familias que deciden dejar de darle a su hijo a partir de los cuatro meses y comenzar a incorporar alimentos a su dieta, sin embargo, la Organización Mundial de la Salud recomienda no dejar de hacerlo hasta los seis meses de vida.

La lactancia materna es la mejor forma de aportar a los bebés todos los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable y un óptimo desarrollo. La OMS no solo recomienda amamantar a los bebés hasta los seis meses, sino que aconseja ir introduciendo alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces a partir de este tiempo pero no abandonar la lactancia materna hasta los dos años o más.

Buenas prácticas para la lactancia

Para que las madres puedan mantener la lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida del bebé, la OMS facilita en su web una serie de consejos:

  • Que la lactancia se inicie en la primera hora de vida;
  • Que el bebé solamente reciba leche materna, evitando así cualquier otro tipo de alimento y bebida (incluyendo el agua);
  • Que la lactancia dependa del bebé, es decir,que se haga con la frecuencia que necesite le niño, tanto de día como de noche;
  • Evitar el uso de biberones, tetinas y chupetes para que el bebé ingiera la leche materna.

Quizá puedas estar interesado en: ¿Cómo amamantar a tu bebé correctamente?

Beneficios de la leche materna

¿Sabías que la lactancia materna es tan importante para el bebé como para la madre? Contribuye a la salud y al bienestar de las madres porque está comprobado que reduce el riesgo de cáncer de ovario y mama. Además, favorece en la pérdida de peso que se ha ganado durante el embarazo, ya que se desprende de las reservas de grasa acumuladas, y ayuda a espaciar los embarazos.

La leche materna cubre las necesidades nutricionales del niño durante el primer y segundo semestre de vida del bebé e incluso durante el primer tercio del segundo año. Los estudios de lactancia han comprobado que es positiva para proteger al niño de enfermedades muy comunes durante sus primeros meses de vida, como de la diarrea o la neumonía, así como ayudarlo a la rápida recuperación de otras enfermedades.

Alimentación complementaria

Leche materna bebé

La OMS recomienda alimentación de leche materna exclusiva hasta los seis meses, pero a partir de esta fecha es recomendable comenzar a introducir otros tipos de alimentos complementarios a su dieta que permitan cubrir las necesidades nutricionales del niño en crecimiento, y sin abandonar la lactancia materna. Se aconseja administrar alimentos primero una, dos o tres veces al día entre los 6 y 8 meses; posteriormente se puede aumentar hasta las cuatro veces diarias e incluso añadir aperitivos nutritivos según se desee. 

Es esencial conocer previamente las necesidades del bebé antes de comenzar con otro tipo de dieta. Las familias que lo deseen pueden recurrir a consultar las publicaciones sobre la alimentación del lactante y del niño pequeño que propone la Organización Mundial de la Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *