Sillones de lactancia: descubre todos sus beneficios

Los sillones de lactancia son un complemento perfecto para acompañarte antes, durante y después de ser mamá. Te proporcionan una serie de utilidades que podrás aprovechar incluso antes de que nazca tu bebé. Es importante que conozcas cómo hacer uso de estos sillones y de todos los beneficios que te va a proporcionar. Una vez tu hijo o hija crezca, ¡no te desprendas de él! Los sillones de lactancia tienen mucha más vida y usos que darle.

Su papel principal se desarrolla durante la lactancia

Cada madre encuentra la mejor posición para su bebé y para ella a la hora de darle el pecho y de pasar un rato juntos. Somos conscientes de que no son pocas las molestias que las embarazadas y las mamás que han dado a luz pueden notar. Uno de los beneficios que te aportan los sillones de lactancias es el de mejorar tu postura.

La hora de lactancia es un momento especial. Debemos darle el pecho a nuestro bebé de la forma más reconfortante y cómoda posible. Hazte con una mecedora de lactancia y siéntate de manera que tus pies estén completamente apoyados en el suelo. Inclina levemente los hombros hacia atrás. De esta manera el cuello adopta la postura correcta y no carga más peso del necesario. Queremos evitar que aparezcan terribles dolores de cuello.

Mecerte facilita la relajación y mejora la calidad del sueño

Tanto tú como tu bebe obtendréis beneficios al meceros en el sillón. Esto ocurre porque al balancearnos, conseguimos regular la presión arterial. De esta manera se produce un efecto relajante en nuestro cuerpo.

Las consecuencias de mecerse antes de dormir son totalmente beneficiosas: se concilia el sueño más rápidamente y se reducen los posibles despertares durante la noche o la siesta. Facilitará que pases la noche con las menores interrupciones posibles. Mejorará notablemente tanto la calidad del sueño de nuestro bebé como la de sus madres y padres.

El balanceo estimula el aparato circulatorio

Sabemos que la etapa de ser mamá puede llegar a ser agotadora. Queremos disminuir todas las molestias para poder disfrutar de este momento tan especial al máximo. Una de las molestias físicas asociadas a esta etapa de nuestra vida es la aparición de varices. Se produce por el hinchazón de las venas y el aumento de sangre producidos durante el embarazo.

¿Sabías que el balanceo estimula el aparato circulatorio? Entre las ventajas de esta estimulación está la de disminuir las varices gracias a una mejor circulación de la sangre. Las extremidades hinchadas por la retención de líquidos y el cansancio que conlleva también son un síntoma que puede causar malestar en la madre.

El hinchazón de pies puede verse reducido con complementos como algún puff apoyapiés ideal como complemento a tu butaca balancín, o sillones de lactancia reclinables que lo lleven incorporado.

Reduce los dolores de espalda

Al utilizar sillones de lactancia nos apoyamos en el respaldo, de manera que mantenemos nuestra espalda recta. Los dolores de espalda son comunes en la etapa de embarazada y de lactancia, y nos hacen sentirnos todavía más cansadas.

Aprovecha los apoya brazos de los sillones de lactancia. Sirven para no forzar más de lo necesario los músculos y poder tenerlos relajados. Los reposapiés también mejoran el dolor de espalda, al elevar los pies y mejorar la postura.

Es la mejor forma de evitar posturas incómodas que acabamos adoptando inconscientemente cuando estamos en un sofá o una cama, y que a la larga pasan factura. Además, el balanceo tonifica los músculos.

Contra la ansiedad

Como ya hemos comentado, balancearte regula la presión arterial. Durante estos días puedes sentir momentos de ansiedad. O tal vez quieres prevenirla. Los sillones de lactancia y su balanceo mejoran la respiración y ayudan a relajarte.

También se liberan endorfinas, lo que hará que mejore tu humor. Será una gran ayuda en días que podemos sentirnos algo cansadas física y mentalmente por el momento que estamos viviendo. Algo muy común con la cantidad de emociones que estamos sintiendo.

sillones de lactancia-la-nanita

Crea un rincón donde fortalecer el vínculo emocional madre-hijo

¿Sabías que amamantar a un bebé facilita muchísimo el apego entre madre e hijo? El bebé crece con buena autoestima y confianza en sí mismo. Al sentir los latidos del corazón de su madre, el bebé tiene la sensación de seguridad de que su madre está a su lado.

Tener un sillón para lactancia permitirá crear un rincón donde coleccionar momentos. Además, permite que, si tienes más hijos, formen parte de esos momentos, al igual que el padre. Por ejemplo, mientras ellos juegan, tú puedes estar cómodamente en la misma habitación con el bebé en la mecedora y seguir con ellos.

Usos multifacéticos de los sillones de lactancia

Todavía no ha nacido tu bebe, pero tú ya puedes disfrutar del sillón de lactancia. Sentarte y leer un libro mientras te meces será una agradable sensación que, además de relajarte, ayudará a prevenir problemas o molestias ya mencionados como el dolor de espalda.

Tras la época de lactancia, no tienes por qué desprenderte del sillón. Puedes sentarte con tus hijos pequeños en ellos y leerles un cuento antes de dormir. Seguirás una rutina que ya conocerán, y en un lugar que ya les transmite armonía por haberlo utilizado desde que eran bebes.

A la Nanita Nana es la tienda de bebés online que ofrece los sillones de lactancia que se adaptan a cualquier habitación (la de los niños, la de juegos, la habitación de los padres)… Sus diferentes estilos, con una enorme variedad de diseños y tapizados, decorarán toda estancia. De colores lisos, estampados, neutros o brillantes.Escoge el estilo que más vaya contigo, y continúa utilizando la mecedora tanto si estás dando el pecho como si no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *