Cómo dormir más con gemelos

 

¿Qué es lo peor de tener gemelos, mellizos o múltiples? Muchos coinciden que la falta de sueño.

La mayoría de los padres que han vivido un parto de este tipo coincidirían en que quizá sea la falta de sueño. Es normal que todos los bebés duerman y se despierten a horas extrañas, pero cuando se juntan gemelos recién nacidos en casa significa que dormir es un bien escaso para los padres. Aquí tienes 10 consejos para dormir más cuando tienes gemelos, mellizos o múltiples. Si consigues que ellos duerman más, tú también podrás dormir más, y mejor.

10 consejos para dormir mejor con gemelos

Envuélvelos

Los recién nacidos están acostumbrados a compartir un espacio pequeño como el útero. Muchos múltiples están más cómodos si los envuelves en una sabanita. Este pequeño gesto puede darles una sensación de seguridad que los ayudará a conciliar el sueño y les garantice un descanso más profundo.

Al estar envueltos también puedes evitar el reflejo de un sobresalto natural propio de los bebés que hace que se despierten e incluso se dice que previene el riesgo de muerte súbita del lactante.

Este gesto de envolver a tus bebés funciona mejor con los recién nacidos, después de un par de meses habrá que buscar otra solución.

Crea un ambiente tranquilo

En el útero, los gemelos no tenían distinción entre la noche y el día. Ahora depende de ti ayudarlos a adaptarse para que aprendan que la noche es para dormir y que el día es para despertarse y jugar.

Crea un ambiente apropiado en su espacio de juego o en su espacio de dormir. Mantén es espacio con luces bajas e intenta generar un espacio silencioso. Un regulador de luces funciona muy bien para esto. Reduce el ruido, o utiliza el llamado ruido blanco, que es como un sonido constante de fondo que ayuda a conciliar el sueño.

Háblales de manera suave y relajante durante las tomas nocturnas y otras interacciones para darles el mensaje de que la noche es el momento adecuado para dormir.

Haz equipo

Con dos bebés, los dos vais a estar ocupados. En seguida va a pasar algo. O ambos estáis exhaustos y abrumados por la falta de sueño, o uno de los dos está durmiendo profundamente, y el otro está muerto de envidia. Es hora de un enfoque de equipo.

Con un poco de comunicación y planificación, se puede establecer un horario estructurado para que cada uno en la pareja consiga sacar su pedacito de sueño reconstituyente al día. Quizás mamá esté de servicio desde las 9:00 p.m. hasta las 2:00 a.m. Luego, papá toma el relevo desde las 2:00 a.m. hasta la mañana. Ten en cuenta el estilo de vida, los hábitos y las preferencias de tu familia, y elabora un enfoque que satisfaga las necesidades de ambos.

 

Consigue ayuda

No subestimes tu necesidad de dormir. Ser una supermamá (o papá) solo te hace sentir agotada, no mejor madre.

Independientemente de si traes refuerzos para momentos clave o de manera regular, tener alguien que te ayude puede ser literalmente, un salvavidas.

Si puede permitírtelo, una buena opción es contratar a una nanny para que esté pendiente de tus pequeños por la noche. Si no puedes pagarlo regularmente, considera tener un respiro semanal o mensual. O llama a las abuelas, tías, hermanas, otros familiares o vecinos para que hagan un turno de noche de vez en cuando.

Esta inyección de sueño hará maravillas en tu bienestar y te dejará espacio para disfrutar de una familia mucho más feliz.

 

Catnap (Dormir cuando los bebés duermen)

No trates de ser productivo cuando los gemelos están haciendo una siesta durante el día. Haz la siesta tú para estar más descansado. Cuando tienes gemelos recién nacidos, tienes permiso para no ocuparte de algunas cosas. Deja que otra persona lave los platos, haga los recados o limpie los baños. Durante las primeras semanas de vida de tus gemelos, tu principal prioridad es alimentarlos y nutrirlos. Pide ayudita de vez en cuando.

 

Optimiza el proceso

Usa tus mejores habilidades de planificación estratégica para maximizar tu tiempo de sueño. Un poco de preparación y planificación dará como resultado pequeños ratos de descanso.

Si estás alimentando a tus gemelos con biberón, prepara los biberones y la fórmula con anticipación para que estén listos cuando los bebés se despierten con hambre por la noche. Mantén los pañales y los suministros cerca para poder cambiar a los bebés y llevarlos a la cama más rápido. Considera hacer que los bebés duerman en una cuna (o cunas) en tu habitación para no tener que desplazarte en el medio de la noche.

Haz lo que sea necesario para agilizar el proceso y conseguirás que tus bebés y tú podáis volver a la cama lo más rápido posible.

 

Objetivo: un horario coordinado

Los padres de gemelos a menudo reciben consejos contradictorios sobre cuándo alimentar a sus bebés. Alimentar a la demanda, que es presentar el pecho o el biberón cuando un bebé indica que tiene hambre, puede generar caos. Uno está comiendo, uno está durmiendo, y luego cambian.

A veces es más efectivo usar un enfoque más programado y coordinar los horarios de tus bebés. Alimentarlos a los dos al mismo tiempo y acostarlos juntos.

Esto funciona especialmente bien con gemelos monocigóticos (idénticos) o bebés que son aproximadamente del mismo peso, que a menudo tienen metabolismos similares y tienen más probabilidades de tener hambre al mismo tiempo.

Por supuesto, ten en mente las necesidades individuales de tus bebés. Habla con su pediatra para desarrollar un enfoque apropiado.

 

Rituales a la hora de acostarse

A medida que tus bebés crecen y se desarrollan, empezarán a dormir y permanecerán despiertos períodos más largos de tiempo. Para ayudar a desarrollar hábitos saludables de sueño, puedes empezar a desarrollar rituales para la hora de acostarse.

Un patrón constante de actividad indica el acercamiento de la hora de acostarse, dando a los bebés una pista de que es hora de dormir. Estos rituales se convertirán en una parte apreciada del día tanto para ti como para los gemelos, y pueden ser una excelente oportunidad para compartir un momento y una relación uno-a-uno.

Puedes empezar la rutina con un baño, una actividad tranquila que relaje físicamente a tus bebés. Nunca es demasiado pronto para leer a los bebés. O para pasar unos momentos acurrucándose en un sillón de lactancia antes de acomodarlos en sus cunas.

 

Controla y aprende las claves

Muchos padres de gemelos tienen mucha preocupación con sus bebés, especialmente si se enfrentan a complicaciones en el embarazo o se recuperan de un parto prematuro.

Es natural ser cauteloso y preocuparse por su condición, pero muchos padres pierden el sueño porque están demasiado sintonizados con cada grito y resoplo que suena por el monitor mientras sus bebés duermen.

Usa un monitor de bebé para mantener un ojo o un oído en sus pequeños durmientes, pero no saltes con cada ruido. Con el tiempo, aprenderás a interpretar los llantos de tus bebés y responder solo a aquellos que requieren tu atención.

Por supuesto, nunca debes ignorar o descuidar a un niño que te necesita en la noche, pero descansarás más si aprendes a volver a dormir mientras tu bebé también vuelve a dormirse.

 

Mantras

Cuando el insomnio y el agotamiento total parezcan demasiado dolorosos, recuerda esto: es temporal.

Ten claro que tus bebés aprenderán a dormir toda la noche. Volverás a dormir toda la noche. Estos preciosos pocos meses de gemelos son solo un momento en el tiempo, no una cadena perpetua.

Cuídate durante estos tiempos difíciles y date un poco de manga ancha. Tienes dos bebés que cuidar, y lo estás llevando bastante bien. Mañana es otro día y tal vez, esperemos que sí, duermas un poco más que hoy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *