Sueño: Transición de la cuna gemelar

Has sobrevivido al embarazo gemelar (o múltiple) y has sobrevivido a un desafiante primer año con bebés mellizos, trillizos o más. ¡Ahora es cuando empieza lo divertido! Justo cuando creías que las cosas podrían ser un poco más fáciles, se presentan nuevas aventuras y retos.

Algunos piensan que es un caos, pero muchos padres de bebés múltiples encuentran que la niñez temprana es un período de crianza agradable, aunque también muy movidito. Con un hermano de la misma edad para el entretenimiento, muchos padres de gemelos o múltiples están más libres que sus homólogos únicos. Sin embargo, hay algunos problemas que los padres de dos (o más) bebés deben tener en cuenta, especialmente cuando se trata de dormir.

Sueño gemelar: Un nuevo horario para dormir

Uno de los mayores beneficios de entrar en la niñez temprana es que los niños pequeños, y por lo tanto sus padres, tienen muchas más probabilidades de dormir toda la noche. Después del primer año, la mayoría de los niños duermen entre diez y doce horas por noche y toman siestas periódicas durante el día. Durante el segundo año, el horario de sueño nocturno no cambiará demasiado. Sin embargo, las siestas diurnas pueden crear algunos períodos de transición difíciles. Lo normal es que los gemelos o múltiples duerman en una cuna gemelar, generalmente por el espacio que ocupan dos cunas en una habitación o en el salón. Mientras que los bebés duermen intermitentemente durante el día en su cuna gemelar, un niño de dieciocho meses de edad puede necesitar solo una siesta de dos horas por la tarde.

Puede ser un desafío para los padres de múltiples desarrollar e implantar un cronograma que cumpla las necesidades cambiantes de sus hijos. Es un momento que requiere paciencia y flexibilidad. Por mucho que quieras mantener a tus pequeños en el mismo horario, tendrás que evaluar los patrones individuales de cada niño.

El dilema de la cuna gemelar frente a la cama para niños pequeños

Aunque los gemelos o mellizos tienden a permanecer más tiempo en la cuna que los que son solo uno, también debes considerar la posibilidad de moverlos a camas junior individuales. Puede ser un momento complicado para algunas familias. Cuando se eliminan las restricciones de una cuna, los niños pequeños descubren su propia habitación, y muchos pequeños de la misma edad han hecho pequeños grandes destrozos en la habitación mientras se suponía que dormían.

Probablemente querrás posponer la transición de la cuna gemelar (o de dos cunas) tanto como puedas, pero llegará un momento en que es más peligroso dejarlos en las cunas. A medida que se vuelven más aventureros, es muy probable que uno o los dos intenten salir de la cuna, arriesgándose a una caída. Para retrasar esa posibilidad, retira cualquier “ayuda de escalada”, como almohadas o juguetes, y baje el colchón a la posición más baja posible dentro de la cuna.

Eventualmente, sin embargo, tus niños pequeños sobrepasarán los límites de su cuna gemelar. Mientras que algunos niños están listos desde los dieciocho meses, la mayoría de los padres de bebés esperan hasta que sus hijos tengan dos o incluso tres años, siempre que la cuna gemelar sea del tamaño adecuado para acomodar a los peques.

Las camas junior para niños pequeños se han convertido en una opción popular de transición entre cunas y camas normales. Pero, aunque tienen un tamaño proporcional para niños pequeños, es posible que te resulte un gasto adicional innecesario, especialmente porque hay que invertir en más de uno.

En su lugar, puedes utilizar camas normales. Otra buena opción es colocar los colchones en el suelo (cosa que también está muy presente en la filosofía Montessori) Coloca los colchones directamente en el suelo para tener camas más seguras y más bajas para los peques que puedan volver a montarse en camas normales cuando tus múltiples estén listos para ellas.

Estrategias de sueño de seguridad

Fuera de las cunas, los niños pequeños tienen un mayor acceso a su entorno y una creciente curiosidad por descubrirlo. La protección infantil de tu casa, especialmente las habitaciones de gemelos o múltiples, es muy importante. Retira todo lo que pueda convertirse en un peligro

¿Tus hijos pequeños deben dormir juntos o separados?

Con la transición de la cuna gemelar a la cama junior, también puedes preguntarte si tus pequeños deben seguir compartiendo habitación. La separación de gemelos o bebés múltiples tiene ventajas y desventajas, y deberás descubrir qué opción funciona mejor para tus familia. Los múltiplos separados pueden sentirse obligados a levantarse más a menudo en un intento de estar juntos, sin embargo, otros múltiples no parecen dormirse con la distracción de un hermano juguetón cerca. Puede llevar un poco de experimentación para encontrar la mejor solución.

Aquí tienes algunos consejos más para asegurar un sueño más tranquilo:

  • Establecer rutinas. La coherencia ayudará a señalar a sus hijos que se acerca la hora de acostarse. Sigue el mismo patrón cada noche: baño, cepillarse los dientes, hora del cuento, luces apagadas. Intenta empezar la rutina de la hora de acostarse aproximadamente a la misma hora cada noche. Este enfoque también es importante a la hora de la siesta. Un horario de siesta consistente fomenta patrones de sueño más eficientes.
  • Suavizar la atmósfera. Un cambio ambiental también ayuda a los jóvenes a ponerse de buen humor a la hora de acostarse. Baja la intensidad de las luces, usa un tono de voz tranquilo y guarda cualquier elemento que distraiga o estrese.
  • Fomenta una sensación de independencia. Tu objetivo es que tus múltiples se pongan a dormir, no que reclamen tu presencia hasta que se duerman de agotamiento. Sal de la habitación cuando estén acomodados, pero no caigas en el hábito de tener que acostarte con ellos todas las noches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *