Beneficios del porteo natural

Desde la antigüedad en todo el mundo, el uso de portabebés de diferentes formas y estilos ha estado implantado como una forma práctica y natural de portear a nuestros bebés a la vez que creábamos ese vínculo paternal tan especial e íntimo.

Tiempo después, esta forma de crianza natural pasó a casi un segundo plano extendiéndose mucho más el uso de los carritos con capazos y grupos 0 para que los bebés pasaran mucho más tiempo en ellos y supuestamente aprendiesen a calmarse por sí solos.

Estudios demuestran que el porteo es saludable

Menos mal que el tiempo da la razón y ese pensamiento pasó a ir a menos, convirtiendo el uso del portabebé ergonómico como algo saludable tanto para la criatura como para los propios porteadores, que disfrutan y aumentan el vínculo de conexión padre – hijos (Teoría del apego Bowlby, J. (1969). Attachment and Loss, Vol. 1: Attachment. London: Hogarth Press and the Institute of Psycho-Analysis.

Este apego que se crea aporta al bebé una sensación de seguridad y reducción de la angustia que se verá reflejada con el paso de los años, y que de bebés ya experimentan reduciendo el lloro tanto de día como de noche. (Estudio/trabajo clave Hunziker VA, Barr RG (1986) “Increased carrying reduces infant crying: a randomized controlled trial” Pediatrics 77 (5): 691-8.

Tan importante resulta para que el bebé se sienta seguro como para que se desarrolle físicamente saludable. 

Beneficios del porteo para los bebés 

Está demostrado que el contacto físico que proporciona el portabebé ayuda a estimular su crecimiento, sobre todo y especialmente en bebés prematuros, ya que el movimiento pasivo de las extremidades y la presión moderada a modo masaje que imita el portabebé ayuda a que aumente la densidad ósea y lleva a un aumento de peso en el recién nacido.

Otro punto muy importante es la reducción de los síntomas del reflujo gastroesofágico, tan habitual y molesto en los bebés, gracias a la posición vertical del porteo

Al evitar estos síntomas estamos reduciendo la posible aparición de enfermedades derivadas del mismo tales como respiratorias, anemia o deficit del crecimiento 

Igualmente esta posición libera su cabecita de presión reduciendo de este modo los riesgos de padecer plagiocefalia infantil  al igual que en la cadera evitando displasia de cadera.

Beneficios del porteo para los papás-mamás 

Este método de llevar a los bebés muy pegaditos al cuerpo de los papás es muy práctico porque nos deja las manos libres para poder hacer cualquier cosa. Los fulares y mochilas portabebés reparten muy bien el peso en la espalda, por lo que estaremos cómodos y, al mismo tiempo, nos permite descansar los brazos.

1. Fortalece los vínculos. El contacto continuo favorece una relación muy especial entre el bebé y la madre, ya que la cercanía del recién nacido provoca la secreción de una serie de hormonas, como la oxitocina y la prolactina. Además, previene la depresión posparto, ya que el contacto directo aumenta el nivel de otras hormonas, como las endorfinas.

2. Aporta seguridad. Los porteadores que llevan a sus bebés pegados a sus cuerpos se sienten más seguros y confiados porque serán capaces de reconocer más rápidamente las señales del bebé e identificarlas (sueño, hambre, cansancio…).

3. Beneficia la lactancia materna. Llevar al bebé cerca provoca que la madre segregue oxitocina, lo que favorece la subida de la leche y un buen establecimiento de la lactancia materna.

4. Tonifica los músculos de la espalda. El peso total del niño está sostenido por el portabebés, y se reparte por toda nuestra espalda. De esta manera, nuestro cuerpo se va adaptando progresivamente al peso del bebé, lo que contribuye a fortalecer nuestra musculatura y a tener un mejor control postural. Con todo esto, prevenimos los posibles dolores de espalda provocados por coger a los niños en brazos, ya que usamos solo un brazo y forzamos posturas incorrectas para nuestra espalda. María Algueró (https://www.guiainfantil.com/articulos/bebes/vinculo-afectivo/porteo-ventajas-y-beneficios-de-llevar-al-bebe-en-contacto-directo)

Por todo esto y mucho más se considera el porteo como un método que aporta grandes beneficios tanto físicos como emocionales al bebé. 

Sólo quedará elegir el modelo y forma que más nos acomoda, dependiendo en gran parte del peso y complexión del niño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *