5 Beneficios de las camas Montessori

¿Qué son las camas Montessori y cuáles son sus beneficios?

Cuando se trata de artículos para bebé, hay millones de opciones donde elegir. Pero hay un producto que parece ser algo que todo el mundo tiene: Una cuna.  Aun así, cada vez más bebés están dejando de dormir en cunas. Y esto a veces, descoloca.

Entonces, si un bebé no duerme en una cuna, ¿dónde duerme? Esta respuesta también es un poco sorprendente, porque esta nueva tendencia pone a los bebés a dormir en el suelo… más o menos. Vamos a explicarnos. Porque además parece que esta forma de dormir tiene algunos grandes beneficios.

Cuando elegimos los productos para traer a A la Nanita Nana, exploramos muchas opciones, probamos muchos productos e investigamos en distintos métodos de crianza y educación. Solo así podemos traerte una gran selección de opciones para que elijas las que más va contigo. Hace tiempo que nos interesa el método Montessori, y por eso hemos incorporado las famosas camas en el suelo basadas en esta tendencia, y también puedes encontrar juguetes y accesorios que complementarán una habitación de este tipo.

En lugar de poner a los bebés en cunas, el método Montessori sugiere que les permitas dormir en una cama en el suelo utilizando un colchón de cuna o cualquier otro colchón, realmente. Esto es para que una vez que estén despiertos puedan levantarse y explorar su entorno libremente. Quizá esta idea requiera una atención especial a la protección del bebé con los muebles y otros utensilios en la habitación, pero en general, la idea nos encanta.

Además del enfoque de María Montessori en el aprendizaje de la primera infancia en general, que fomenta la libertad y el autoconocimiento de los pequeños, hay algunas otras consideraciones que también puedes tener en cuenta a la hora de decidir la forma en la que quieres que duerman tus hijos.

Hoy te explicamos algunas de las ventajas de tener una cama Montessori

Ahorra dinero

Con las camas Montessori no tienes que gastar dinero en una cuna que solo vas a usar en las primeras etapas de la vida de tu bebé. Si vas a adoptar el método Montessori desde el principio puedes empezar con un colchón de cuna o con un colchón de maxicuna, para permitir el crecimiento de tu bebé y rentabilizar todavía más la inversión. De todas formas, muchas familias optan por un método mixto, que consta en utilizar una cuna para los primeros meses y hacer el cambio a la cama Montessori cuando han crecido un poco.

Crea un espacio realmente adaptado para los bebés

Hoy en día hay habitaciones para bebés realmente preciosas, pero lo cierto es que la gran mayoría están pensadas para gustar a los padres, y no para ser cómodas y prácticas para los bebés. Esto en muchos aspectos está muy bien, aunque este método trabaja con la idea de que una habitación para bebés es un espacio para los pequeños, y debe ser interesante, agradable, cómodo e inspirador para ellos.

Montessori cree en una filosofía infantil que pone al bebé en el centro de todas las decisiones. Puedes colgar los cuadros decorativos a su nivel, estanterías bajas, sillas a su altura… utensilios a los que pueda acceder fácilmente para utilizar por sí mismo y descubrir de manera independiente. La sencillez es una máxima en este tipo de educación Montessori, y tranquilo porque la seguridad también está muy pensada.

Puede ayudar a los padres a dormir más

El hecho de que los pequeños puedan despertarse y explorar por sí mismos en lugar de sentir la necesidad de gritar o llorar nada más despertarse desde su cuna para que les ayude un adulto puede ser una gran ventaja para los padres cuando se trata de dormir. Aquí ayudan mucho las camas Montessori.

Tu bebé se puede despertar y mirar un libro, dibujar o ponerse a jugar con cualquier cosa por las mañanas durante un rato, e incluso puede volver a dormirse una segunda vez. Cosa que puede que agradezcas bastante.

¡Más mimos!

Las rutinas a la hora de dormir y las sesiones de mimos a media noche son muy sencillas con las camas Montessori. En lugar de tener que sacar a tu bebé de la cuna hijos de la cuna, con las camas Montessori puedes simplemente tumbarte a su lado en el colchón para acurrucarte o para ayudarlo a dormir.  Realmente es otro nivel de conexión.

Elimina la transición a una cama grande

Este es para muchos papás el punto clave para elegir una cama Montessori para sus bebés. Muchos padres temen la transición de la cuna a la cama junior, y la verdad es que para muchos bebés es proceso no es del todo fácil. Si tu bebé se acostumbra desde un principio a dormir sin cuna en una cama Montessori es genial y ya tienes ese trabajo hecho. Si por alguna de aquellas no es así, siempre estás a tiempo de comprar o que te dejen una cuna hasta el momento de la transición. Otro punto interesante de las camas en el suelo, es que si se despierta por la noche y tiene algún estímulo (por ejemplo, un libro preferido), es fácil que lo coja y se vuelva a dormir por sí solo.

Por poner alguna pega en este aspecto, puede pasar que tus bebés cuando empiecen a gatear se vean más cómodos durmiendo dentro del parque de juegos, si lo tienes. Pero pronto querrán volver a la cama en el suelo y crecer a medida que también lo hace su habitación.

Pensamos que es un gran avance en la educación entender que los niños deben aprender a hacer las cosas por sí mismos, a ser independientes, responsables y agradables con el entorno que les rodea. Para ello debemos enseñarles y liberar su grandísimo potencial.

En A la Nanita Nana creemos en la filosofía Montessori y te traemos grandes productos adaptados a la educación basada en este método. Y por supuesto también camas Montessori. 

beneficios cama montessori

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *