Asfixia postural, qué es y cómo prevenirla

Muchas veces habremos oído hablar de la asfixia postural, sobre todo cuando se acerca el período estival u otra época del año en la que se realicen grandes desplazamientos en coche por placer o para reunirnos con las familias, pero la mayoría de los papis siguen sin saber cuáles son las causas de la asfixia posturas ó asfixia posicional.

Hay que recordar que nos pasamos 9 meses en el vientre materno flotando en el líquido amniótico en un estado de total ingravidez, y que de repente pasamos a estar expuestos a las fuerzas gravitatorias durante el resto de nuestras vidas, que no tenemos el cuerpo suficientemente desarrollado al nacer y que la forma más segura para dormir será siempre en posición horizontal

Diferentes estudios han demostrado que la saturación de oxígeno en sangre después de pasar más de 60 minutos en posición sentados, ha disminuido una media del 97% al 94%, llegando a caer en algunos casos incluso al 90%, siendo los valores normales entre 96% y 100%

Cuándo se produce la asfixia postural

La asfixia postural se produce sobre todo en los primeros meses de vida de un bebé, cuando al colocarlo en una sillita de coche o porta bebé de manera inapropiada su cuerpo se flexiona sobre sí mismo y le dificulta la respiración

Con todo su peso tirado hacia delante, la caja torácica no tiene la suficiente fuerza y no puede expandirse para coger aire, de esta forma el diafragma no puede trabajar produciendo un cierre de la tráquea promovido por la postura de la cabeza dando como resultado a la asfixia del bebé en pocos minutos.

Cómo podemos evitar la asfixia postural

No es el hecho en sí de viajar en coche lo que lo produce, es la postura que adoptan en las sillitas del coche o porta bebés, ya sea para viajar o para ser transportados en los grupos 0 (también llamados comúnmente maxi cosis) a las guarderías o a casa de los cuidadores.

Nosotros te recomendamos el Colchón de cuna Ecus Care, que ayuda a prevenir la plagiocefalia y mejora el nivel de calidad del sueño.

Lo más importante a tener en cuenta es que durante los primeros meses de vida y máxime en partos prematuros, se ha de minimizar los desplazamientos en coche. Aún así siempre deberemos realizar paradas como máximo cada hora y media para poder sacar al bebé a que se estire y descanse, y así asegurarnos su total seguridad.

No debemos utilizar ningún tipo de SRI (Sistema de Retención Infantil) sea silla de coche tipo grupo 0 ó Multi grupo más de 1 hora y media seguida.

En el caso de las guarderías, casas de cuidadores ó de los abuelos, debemos siempre tener en cuenta que las sillitas tipo portabebé nunca deben ser usadas como sustitutos de las cunas de los bebés.

La posición natural y segura para el descanso es en modo horizontal en su cunita.

En ese caso, ¿cómo puedo viajar con mi bebé?

En ningún caso debemos viajar con el bebé sin utilizar un sistema de retención infantil adecuado para su edad y estatura, ya que garantizan, como ninguna otra cosa, la seguridad en el viaje en caso de accidente, pero sí que debemos tomar precauciones para evitar acentuar esa mala postura y que le produzca una “asfixia postural”.

Unas paradas con frecuencia en los viajes de media y larga distancia nos vendrá de maravilla a todos los miembros de la familia, a los adultos para poder descansar de la conducción y al bebé para poder recuperar sus niveles normales de oxígeno en sangre.

Otras recomendaciones a tener en cuenta es evitar en la medida de lo posible que los bebés se queden dormidos demasiado tiempo en ellas y siempre bajo nuestra vigilancia, se debe evitar darles de comer en las sillas, ya que no es la mejor postura para hacerlo.

¡Y a disfrutar del viaje!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *